Camping: Viaja más barato y a tu aire

Una de las mejores opciones para viajar barato y a tu aire es ir de camping. Aunque a priori no sea lo que podías esperar de unas vacaciones, estamos seguros que a tu vuelta habrás cambiado de opinión. Plantéatelo como unas vacaciones diferentes low cost y muy pero que muy divertidas.

Cualquier punto turístico y no turístico posee un camping que sin duda se adptará a tus necesidades. Las categorías de los mismos van desde primera hasta tercera. Los camping de primera normalmente disponen de mayores servicios (piscinas, pistas deportivas, más espacio, supermercados en condiciones, bar, sala de juegos, etc). Eso sí, deberás elegir el tuyo acorde a tu presupuesto y tus necesidades, ya que esto no quiere decir que los de segunda y tercera categoría no valgan la pena.

Ir de camping tiene muchas ventajas, entre las que destacan:

  • El precio es muy interesante. Nunca podrás comparar el precio de una noche de hotel con el de una tienda de campaña. Ten en cuenta que en un camping pagarás por persona, tienda y coche al día, pero su coste se aleja mucho al de un apartamento o un hotel.
  • Disfrutarás de la naturaleza. Unas vacaciones únicas no tienen por qué ser en un hotel de lujo en primera línea de playa con un montón de bares y discotecas para pasar el tiempo. En un camping podrás disfrutar de un montón de actividades con tus amigos o familiares sin horarios. Ir a la playa, a la montaña o a visitar sitios nuevos también puedes hacerlo. Además debes tener en cuenta que se suelen situar en sitios privilegiados.
  • Cambio de estilo. Es bueno cambiar el formato de tus vacaciones. Te parecerá mentira, pero desconectarás más de la rutina si pruebas formas nuevas de veranear, lo de siempre está ahí y abrir tu mente te descubrirá formas increíbles de pasarlo bien.
  • Perfecto para la pareja. Una tienda de campaña puede ser muy romántica si la compartes con tu pareja. Puede que en un principio no tuvieráis pensado salir de vacaciones este año, pero el camping os permitirá unos días de relax por un coste muy bajo.
  • Para toda la familia. Si piensas que ir con niños será un engorro, estás equivocado. Posiblemente sean los que más disfruten. Además el hecho de no tener horarios que respetar como en un hotel, hará que te sientas más libre.
  • Modo ahorro. Si echas cuentas, el camping te hará ahorrar mucho dinero. Igual que haces la compra para casa, puedes hacerla para el camping. El coste del desayuno, comida y cena será el mismo. Todo lo que necesites en tus vacaciones podrás llevarlo de casa.

Como ves es una de las opciones que debes empezar a barajar para no quedarte sin vacaciones. Seguro que cuando vuelvas y veas el dinero que has ahorrado y lo bien que te lo has pasado, querrás repetir. ¡Anímate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *